Old Spice vs. Sesame Street

La campaña de Old Spice es un caso muy sonado en el mundo del marketing digital. Y no solo porque ha logrado rescatar del olvido una marca que todos (o al menos yo) relacionaba con la generación anterior. Jamás compraría un producto de Old Spice, a menos que fuera un regalo para mi padre. Esto era cierto hasta que salió esta campaña en Internet.

La gente hoy en día esta mucho más tiempo frente a Internet que frente a la televisión, así que crear campañas de este tipo es un movimiento inteligente. Lo mejor de todo es que Old Spice asimiló la idea de que estaba jugando en un terreno distinto a la TV y asumió el rol que le tocaba jugar. El rol de la conversación. Poco a poco la gente empezó a generar comentarios acerca de la campaña y Old Spice, a través del Old Spice guy, comenzó a involucrarse en la conversación. Un movimiento más que inteligente que trajo un nivel de engagement aún mayor de parte de todo el mundo, incluyendo algunas celebridades.

El mejor punto de la campaña, al menos para mi divertimento personal, fue cuando la “gente” de Sésamo se involucró haciendo una parodia del comercial original.

Este es el comercial original:

Sésamo no fue la única marca que produjo parodias de esta campaña. Aquí hay otro ejemplo de Page 3.

¿Cuál te gusta más?

Leave a Reply